La cuccìa, típico dulce siciliano de Santa Lucía

 

El término “cuccìa” se deriva o del verbo cucciari, que en dialecto siciliano significa “comer un grano a la vez”, o del sustantivo “cocciu”, que significa grano.

Este dulce recuerda la carestía del año 1646 y la intervención milagrosa de la Santa que detiene en el puerto naves cargadas de cereales.

La “cuccìa” es un delicioso dulce a base de ricota, cereal cocido, frutas abrillantadas y gotas de chocolate. Se sirve frío, espolvoreado con canela.

 

Fiesta de Santa Lucía en Siracusa

La noche del 13 de diciembre la ciudad se ilumina con velas, antorchas y fuegos artificiales para celebrar el final de los meses oscuros y el esperado regreso de la luz. Santa Lucía, patrona de Siracusa, es venerada por fieles de todo el mundo como protectora de la luz.

santa_lucia

Historia de Santa Lucía
Lucía nació en Siracusa a fines del siglo III d.C. en el seno de una familia noble y rica. A causa de una enfermedad de su madre, decidieron ir a Catania para rezar sobre la tumba de Santa Ágata, patrona de la ciudad, quien fue vista por Lucía pidiéndole que dedicara su vida a los pobres.
Cuando regresaron a Siracusa, con su madre sana, rompió su noviazgo y se dedicó a actos de caridad.
El novio, que no soportó ser abandonado, la denunció ante el prefecto Pascasio, por ser cristiana. Arrestada y torturada, no aceptó abandonar su fe cristiana. El 13 de diciembre de 304 Santa Lucía fue martirizada durante la persecución de Dioclesiano, emperador que había proclamado el exterminio de los cristianos. Cuenta la leyenda que antes de matarla le extrajeron los ojos, motivo por el cual es la Santa protectora de los ojos.
La fiesta de Santa Lucía
El 13 de diciembre se realiza la procesión en el centro histórico de Siracusa. La estatua es llevada desde la catedral (en donde es custodiada todo el año) hasta la iglesia de Santa Lucía, en la cual la virgen fue martirizada. Allí permanece 7 días, para regresar luego a la catedral.
Origen del nombre Lucía
El nombre Lucía deriva del latín “lux” = luz y se le atribuyen dos significados: luminosa o nacida en las primeras horas del día. Este último debido a una costumbre romana de ponerle Lucía o Lucius (masculino) a los niños nacidos al alba. Sea uno u otro el significado, el nombre Lucía estuvo históricamente asociado a la luminosidad y a la luz de los ojos.
(Fuente: visitarsicilia.blogspot.com.es)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s